Connect with us

Canadá

Canadá: la salud mental entra en la campaña por el gobierno de Ontario

Published

on

Preservar la salud mental es una responsabilidad muy seria para cualquier administración gubernamental. En Ontario, con la proximidad de las elecciones provinciales, los candidatos y sus partidos reconocen que hay mucho por mejorar y se comprometen a invertir mayores recursos en este sector en específico.

Los habitantes de Ontario, han visto como la pandemia del COVID-19 ha empeorado sus problemas de la salud mental. Especialistas consideran que es importante que se trate de este tema en la campaña, sin embargo, reconocen la falta de personal cualificado para atender y que ese problema se arrastra desde mucho antes de la llegada de la pandemia.

El Partido Conservador, afirma que su plan contempla una inversión de 3,800 millones de dólares para enfrentar las necesidades de salud mental de la provincia. Pretende expandir los servicios con cuatro clínicas móviles de salud mental en áreas distantes, con la inversión de 204 millones de nuevos fondos anualizados.

El Partido Liberal, promete una inversión de 3,000 millones de dólares, en paralelo a la expansión de la cobertura del OHIP. Proveerán un servicio portátil de salud mental para los trabajadores en sus propios locales. Adicionarán a mil trabajadores de salud mental para que cuiden a los niños en las escuelas y les brinden todo el apoyo.

El NDP, prometió crear una cobertura universal de salud mental a través de la tarjeta OHIP para todos los habitantes de Ontario. Invertirá 130 millones de dólares en la salud mental de los niños durante 3 años. Trabajarán fuertemente en la prevención, ayudando oportunamente a los que necesitan una terapia, ampliando los servicios.

El Partido Verde, se propone a construir durante 10 años, 60 mil hogares de apoyo con servicios integrales de salud mental. También, ampliar los servicios a través del OHIP con un número mayor se servicios cubiertos. Prometen inversiones para disminuir los tiempos de espera, que hoy son de más o menos dos años.

A pesar de las buenas intenciones de los candidatos, especialistas cuestionan la eficacia de algunas de las propuestas, consideran que se debe ser más realista a la hora de prometer contratar personas capacitadas para realizar esta delicada tarea. Los salarios limitados por el proyecto de ley 124, impiden también, la contratación y la retención de profesionales capacitados en salud pública.

Redacción de: J.Bendezu, LJI Reporter

Trending