Connect with us

Internacional

Honduras: condenan a un exmilitar por el asesinato de Berta Cáceres

Published

on

El exmilitar entrenado en Estados Unidos, Roberto David Castillo Mejía, fue condenado a 22 años y seis meses de prisión tras haberse comprobado su coautoría intelectual en el asesinato de la líder ambientalista hondureña Berta Cáceres.

La ejecución de Berta Cáceres se llevó a cabo el 2 de marzo de 2016, cerca de un río del suroeste de su país, cuando lideraba la lucha contra la construcción de una represa gigantesca, propiedad de una compaña hidroeléctrica.

Berta Cáceres, era una reconocida defensora indígena, activista medioambiental y defensora de los derechos humanos. Asimismo, junto a otros líderes fundó el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, (COPINH).

En su cruzada, Cáceres se enfrentó a la empresa Desarrollos Energéticos (DESA) que realizaba las operaciones del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca y que contaminaba las aguas del río Gualcarque.  Debido a su militancia, ella venía recibiendo amenazas constantemente.

El Grupo Asesor Internacional de Persona Expertas (GAIPE) presentó un informe el año 2017, en el que demostró la participación de empleados y ejecutivos de la empresa DESA en el homicidio de Cáceres. Se probó también que agentes del Estado estaban involucrados en el crimen.

La líder ecologista fue asesinada mientras dormía en su casa, en el barrio El Líbano, en la ciudad La Esperanza, ubicada en el departamento Intibuacá. El lugar donde murió es sagrado para el pueblo indígena Lenca.

El ahora condenado, Roberto Castillo era el presidente ejecutivo de la empresa DESA, antes había sido miembro del ejército hondureño. Castillo Mejía, ya había sido declarado culpable por este crimen en junio del 2021.

Sin embargo, a través de figuras legales injustificadas presentadas por su equipo de abogados, consiguió postergaciones en cuatro oportunidades. Finalmente, la sentencia llegó tras casi un año de espera.

Es el inicio de la justicia en este caso, dijeron populares, ahora falta capturar y condenar a los demás implicados en este horrendo crimen, ponderaron. Colectivos ambientalistas y de derechos humanos, también celebraron la sentencia.

Redacción de: J.Bendezu, LJI Reporter

Trending