Connect with us

Internacional

Las dosis de refuerzo para COVID-19 no están siendo bien recibidas por la población

Published

on

En respuesta a la nueva variante de COVID-19, conocida como Omicron, y su alta tasa de contagio, algunas naciones ya están buscando una cuarta dosis de vacuna para ayudar a lidiar con el gran aumento en los casos pero, a primera vista, se puede notar que repetir la vacunación puede ser difícil de vender a medida que las poblaciones ingresan a su tercer año de pandemia.

Esta claro que la aceptación de la primera ronda de refuerzos en los últimos meses, la tercera inyección para la mayoría, no ha sido muy bien recibida y se ha retrasado con respecto a las vacunas iniciales. Los expertos en enfermedades dicen que cambiar rápidamente los mensajes de salud pública frente a un virus que muta rápidamente ha generado confusión y desconfianza sobre el beneficio de los refuerzos.

La variante Omicron del coronavirus tiene más de 30 mutaciones en la proteína espiga, el objetivo de la mayoría de las vacunas actuales contra el COVID-19, lo que  ocasionó el aumento en la transmisibilidad de Omicron y permitió que el virus evadiera la protección de la enfermedad sintomática inducida por vacunas e infecciones previas. Sin embargo, las vacunas siguen siendo la herramienta fundamental para prevenir enfermedades graves y la muerte, dicen los expertos.

Los estudios de laboratorio sugieren que la tercera inyección de vacunas de Pfizer Inc/BioNTech SE o Moderna Inc, que ya se ofrece como refuerzo en muchos países, puede restaurar gran parte de esa protección perdida, pero los datos del gobierno del Reino Unido publicados en diciembre encontraron que el aumento de la protección de anticuerpos contra Omicron del refuerzo disminuye después de 10 semanas, lo que genera dudas sobre si se necesitarán inyecciones adicionales en poco tiempo. Según sus estudios de laboratorio, el científico jefe de Pfizer, Mikael Dolsten, le dijo a CBS News a principios de diciembre que es “muy probable” que se necesite una cuarta dosis de la vacuna en unos meses si Omicron persiste como la versión dominante del coronavirus.

Por su parte, en los Estados Unidos, el asesor médico de la Casa Blanca, el Dr. Anthony Fauci, dijo a finales de diciembre que era “concebible” que se necesitará un refuerzo adicional, pero que la decisión sobre dosis adicionales se basará en información aún no disponible sobre la durabilidad de las vacunas existentes.  A las personas inmunocomprometidas en los Estados Unidos se les ofrecen tres dosis de la vacuna como parte de su serie inicial de inyecciones y una sola vacuna de refuerzo seis meses después.

Los funcionarios de salud de los Países Bajos, el Reino Unido y Alemania también han planteado la noción de la necesidad de vacunas de refuerzo adicionales, mientras que los funcionarios franceses han dicho que no tomarán una decisión hasta mediados de febrero o marzo, cuando haya más datos disponibles.

Sin embargo, Israel ya está administrando una cuarta dosis de la inyección de Pfizer/BioNTech a personas mayores de 60 años, pacientes inmunocomprometidos y trabajadores de la salud para protegerlos contra una oleada de Omicron. Yasmin Maor, miembro del panel asesor israelí que recomendó una cuarta ronda de inyecciones para las personas con mayor riesgo de COVID, dijo en una conferencia de prensa el mes pasado que es posible que las personas deban estar preparadas para recibir múltiples inyecciones al año para abordar una pandemia de esta magnitud. 

Pero, para el público en general, ese mensaje puede no ser bienvenido, incluso entre aquellos que estén dispuestos a vacunarse en la primera ronda de inoculaciones. Los datos de salud recientes muestran que el 9% de la población israelí tiene un estado de vacuna “no válido”, lo que significa que recibió su segunda inyección pero no un refuerzo.

En Rusia, aunque los datos son escasos, en la última actualización del 12 de diciembre, el ministro de salud ruso, Mikhail Murashko, dijo que 10 millones de personas recibieron refuerzo, en comparación con 73 millones de rusos, o aproximadamente la mitad de la población, que recibieron una ronda inicial de inyecciones.

En los Estados Unidos, el 62% de la población, o 207 millones de personas, se consideraban completamente vacunadas al 7 de enero. Un poco más de un tercio de ese número, 73 millones, recibieron una dosis de refuerzo. Algunos expertos han sugerido que se debe incluir un refuerzo en una nueva definición de vacunado completo.

La Dra. Angela Rasmussen, viróloga de la Universidad de Saskatchewan en Canadá, dijo que aunque es posible que no prevengan todas las infecciones, las vacunas de refuerzo evitarán que las personas terminen en una unidad de cuidados intensivos.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Newsletter

Trending

Copyright © 2022 The Spanish Media Toronto.